mantenimiento preventivo desfibriladores

Cómo garantizar el correcto funcionamiento de un desfibrilador externo automático

El desfibrilador externo es una herramienta esencial para salvar vidas. Estos dispositivos se usa para tratar la parada cardíaca súbita mediante la aplicación de una descarga eléctrica a través del pecho del paciente para reanudar su ritmo cardíaco normal.

Asegurar el correcto funcionamiento de un desfibrilador externo es de suma importancia para salvar la vida de alguien. En este artículo, explicaremos cómo asegurar el correcto funcionamiento de un desfibrilador externo.

Pasos para mantener correctamente un desfibrilador externo

Es importante inspeccionar tu desfibrilador externo de forma periódica para asegurarse de que esté en perfectas condiciones y listo para usar en caso de emergencia. Esto incluye verificar el nivel de carga de la batería, las almohadillas y el estado general del dispositivo.

Estos son algunos pasos que puedes seguir para garantizar el correcto funcionamiento de tu desfibrilador externo:

Verificar el estado y funcionamiento del desfibrilador regularmente

La autocomprobación es un proceso en el que un desfibrilador realiza una serie de pruebas para verificar su propio estado y funcionamiento. Estas pruebas incluyen verificar las conexiones, el estado de carga de la batería, que el dispositivo esté en buenas condiciones físicas, los electrodos y el correcto funcionamiento del software.

Leer también:  Electrodos para desfibrilador adultos y pediátricos

Dependiendo del modelo de desfibrilador en particular, el proceso puede variar así que asegúrate de leer detenidamente el manual del fabricante. El desfibrilador Heartsine Samaritan PAD, por ejemplo, realiza automáticamente una autocomprobación una vez a la semana. Otros, como el LIFEPACK CR2, pueden conectarse a una red de datos móviles o Wi-Fi que avisa de todo lo que pueda afectar al estado de disponibilidad del dispositivo de forma totalmente automática.

Comprueba de que la batería esté correctamente conectada y completamente cargada. Si no es así, reemplázala lo antes posible.

Comprobar los electrodos

Los electrodos de desfibrilación se utilizan para administrar la descarga en el tórax del paciente. Asegúrate de que los electrodos del desfibrilador estén conectados correctamente y en buenas condiciones de funcionamiento. Comprueba la fecha de caducidad y reemplázalos si es necesario. Asegúrate de que estén limpios y sin residuos y sustitúyelos si están desgastados o dañados.

Mantener el desfibrilador limpio

Si bien puede parecer una tarea tediosa, vale la pena el esfuerzo. Asegúrate de eliminar el polvo, desechos u otras partículas que puedan haberse acumulado en su superficie. Usa un paño suave y evita los limpiadores químicos más agresivos que pueden dañar el acabado.

Una vez limpio, es importante asegurarse de que permanezca así. Considera invertir en una cubierta antipolvo u otro accesorio de protección. Esto también ayudará a protegerlo de rayones y otros daños.

Almacenar el dispositivo correctamente

Cuando se trata de mantener tu dispositivo en buenas condiciones, el almacenamiento adecuado es tan importante como el mantenimiento regular. Si deseas prolongar la vida útil de tu desfibrilador y que funcione sin problemas durante los próximos años, guárdalo en un lugar fresco y seco alejado de la luz solar directa y de cualquier fuente de calor.

Leer también:  Desfibrilador: ¿para qué sirve y cuál es su importancia?

Concertar un mantenimiento anual programado

Es altamente recomendable que un técnico calificado realice una revisión de mantenimiento preventivo anual del desfibrilador para asegurarse de que esté en condiciones de funcionamiento adecuadas. En algunos casos, la normativa obliga a ello. La revisión anual incluye todos los componentes, accesorios y señalética.

Resumen final

En conclusión, para garantizar que un desfibrilador externo funcione adecuadamente, es necesario seguir unos procedimientos que incluyen revisiones regulares, calibración, limpieza y pruebas de funcionamiento. Asegúrate de reemplazar cualquier pieza que esté dañada o caducada de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

Para hacer frente a estas responsabilidades, es recomendable contratar los servicios de una empresa especializada en mantenimiento de desfibriladores. Coach RCP ofrece una amplia gama de servicios para garantizar el correcto funcionamiento de su desfibrilador externo.

Carrito de compra
Ir arriba