GUIA de Soporte Vital BASICO

Guía de Soporte Vital Básico: pasos a seguir

Estar listo para actuar en caso de accidente es muy necesario, sobre todo en casos en los que la víctima sufre una parada cardiorrespiratoria. Una actuación rápida puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte. Por ello en Coach RCP Formación os mostramos una guía para realizar una actuación de Soporte Vital Básico.

Soporte Vital Básico: pasos a seguir

Si te encuentras ante una situación de máximo riesgo junto a una víctima será necesario que puedas actuar de la manera más rápida y eficaz para poder salvarle la vida. Es importante que las diferentes maniobras solo se realicen si se tienen conocimientos al respecto y con la ayuda del Servicio de Emergencias.

En esta infografía para que sepas cómo actuar te mostramos los diferentes pasos a seguir:
soporte vital básico
Siguiendo estos pasos podrás, literalmente, darle una vida nueva a una persona. Para ello será necesario que realices correctamente las diferentes maniobras y que sigas correctamente las instrucciones.

¿Cómo actuar ante una parada cardíaca?

La rápida respuesta ante una parada cardíaca incrementa las posibilidades de supervivencia, pues como ya decíamos en ocasiones anteriores:

Por cada minuto que pasa, la probabilidad de supervivencia disminuye en un 10% cuando no existe intervención alguna.

Una persona que sufre una parada cardíaca se halla en una situación tan desesperada en la que cualquier ayuda puede marcar la diferencia entre el fallecimiento y la recuperación. Ninguna de las atenciones que se intenten puede ser perjudicial.

Leer también:  Por qué es necesario cardioproteger los centros comerciales

Si el paciente presenta una parada de corazón y no respira, se deben realizar técnicas de reanimación cardiopulmonar. Aunque es una medida bastante conocida, se ha comprobado que la respiración boca a boca resulta innecesaria e ineficaz ya que lo realmente importante es realizar un masaje cardiopulmonar correcto.

Llamar al 112

Lo primero que hay que hacer es solicitar atención médicallamando al teléfono de emergencias 112 (ó 061 en su defecto). A la hora de dar el aviso es muy importante explicar que la persona que tenemos delante está sufriendo una parada cardiaca.

En este punto, es muy útil disponer de un dispositivo de llamada automática al 112 o de un sistema de comunicación directa que mantenga conectado su desfibrilador al Servicio de Emergencias las 24 horas del día, como es el caso de distintos modelos de cabinas con sistema de voz integrado.

Maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP)

El único modo de detener la muerte súbita, es decir, aquella parada cardiorrespiratoria que sucede al margen del entorno hospitalario y en un momento repentino e inesperado al no tener en aparencia la víctima una patología cardiovascular conocida, es la realización de maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Si se hace de forma correcta daremos tiempo al personal de emergencias para enviar lo más rápidamente posible un equipo médico-sanitario con el material técnico adecuado. De esta manera, el masaje cardiaco se debe mantener hasta que la víctima recupera el conocimiento o hasta que llegue la asistencia médica.

El primer paso es comprobar el estado del paciente. Para ello mueve suavemente a la víctima por el hombro, valorando si tiene algún tipo de respuesta. Comprueba también si respira o no. En caso de no detectarla y esté inconsciente, coloque a la víctima en posición lateral de seguridad y póngase en comunicación inmediata con el Servicio de Emergencias a través del comunicador integrado  en el equipo desfibrilador o del sistema móvil con que cuente en ese momento.

Leer también:  Desfibriladores DESA en el Transporte público

En caso de que la víctima no respire, será necesario  comenzar a aplicar la reanimación cardiopulmonar. Para ello,  se deben poner ambas manos en el centro del esternón del paciente y hacer compresiones hacia abajo con los brazos extendidos en ángulo recto respecto cuerpo de la víctima. Hay que comprimir el esternón hacia abajo unos 4-5 cm en ciclos de compresiones de 30, con un ritmo aproximado de 100-120 por minuto, e intentar que las compresiones sean rítmicas y regulares, es decir, con las mínimas interrupciones posibles. También se puede combinar las compresiones de 30 con dos insuflaciones. Una vez llegado el desfibrilador, siga las instrucciones audiosonoras que éste le vaya dando y espere la llegada de los sercicios sanitarios desplazados al lugar del suceso.

Coach RCP Formación, la solución para salvar vidas

  • ¡Oferta! Comprar dispositivo llamada 112, espacio cardioprotegido
    ACC. Primeros Auxilios

    Dispositivo con botón trasero de llamada de emergencia al 112

    39,00 

Es importante estar listo para poder actuar ante paradas cardiorrespiratorias y por eso cada día se hace más hincapié en la presencia de espacios cardioprotegidos. Desde Coach RCP Formación ofrecemos los mejores modelos de desfibriladores y diferentes formaciones RCP que preparen para poder utilizarlos si fuese necesario. No lo dudes más y apuesta por Desalife para salvar vidas.

Carrito de compra

DESFIBRILADOR SEMIAUTOMÁTICO

HEART GUARDIAN

HR-501

SÓLO 790€+IVA (*)

(*) Oferta válida hasta fin de existencias

  -15%

Ir arriba