colocacion parches dea

Colocación de los parches del DEA

En caso de paro cardíaco, las posibilidades de supervivencia disminuyen cada minuto que pasa. Por eso es tan importante tener a mano un desfibrilador externo automático (DEA) y saber usarlo. Y uno de los componentes más importantes de estos dispositivos son los parches de desfibrilación

La colocación de los parches del DEA es un aspecto crucial a la hora de utilizar uno de estos equipos médicos y puede ser una tarea abrumadora para los legos. Si quieres manejar con confianza tu propio desfibrilador. entonces debes asegurarte de saber dónde colocar los parches.

En esta publicación, analizaremos las diferentes opciones de ubicación de los parches de desfibrilador, cómo elegir el adecuado para ciertos pacientes y, para terminar, algunos consejos para hacer el proceso lo más fluido y seguro posible.

Dónde se colocan los parches del desfibrilador

Una vez que hemos encendido el desfibrilador, seguiremos las instrucciones acústicas que nos proporciona el equipo. Éstas indicarán que debemos poner los parches/electrodos en el pecho desnudo del paciente.

Hay algunos modelos diferentes de DEA en el mercado, y cada uno tiene sus propias instrucciones específicas para la colocación del parche. En la mayoría de los casos, los lugares de fijación de los electrodos vienen con imágenes impresas en el propio parche.

Leer también:  ¿Cuáles son las diferencias entre desfibrilador DEA y DESA?

Sin embargo, existen algunas pautas generales que puedes seguir para todos los DEA.

Adultos y niños mayores de 8 años

La forma en que aplica las almohadillas difiere según la edad y el tamaño de las personas.

En el caso de adultos y niños mayores de 8 años, la primera almohadilla debe colocarse a la derecha del esternón, justo debajo de la clavícula; la segunda,  en la pared torácica izquierda a unos 5 centímetros por debajo de la axila izquierda (colocación anterolateral).

La colocación anterolateral permite que la descarga viaje a través del músculo cardíaco de manera segura. Hay que intentar colocar ambos adhesivos en sentido longitudinal al tórax, es decir en posición craneocaudal (ver ilustración), para disminuir la resistencia del tórax al paso de la corriente eléctrica.

Seguidamente el DESA nos pedirá que “NO” toquemos al paciente para poder analizar el ritmo cardíaco. Si existiera una fibrilación ventricular (FV), el dispositivo nos dé la orden de aplicar la descarga cosa que haremos presionando el botón iluminado con el símbolo de un rayo.

Si dispones de ayuda, no pares las compresiones mientras otra persona coloca las almohadillas. Sin embargo, debes tener cuidado de no tocar a la víctima mientras el equipo analiza y cuando se administra la descarga.

Colocación de electrodos pediátricos

Respecto a la desfibrilación en bebés y niños pequeños (menores de 8 años o 25 kilos), es recomendable utilizar parches con atenuador de potencia o sistemas/desfibriladores especiales para niños. La cantidad de descarga que se entrega en cada desfibrilación es menor, unos 80 Julios respecto a los 150-200 Julios del adulto.

La colocación anteroposterior de los parches del DEA usada en bebés y niños pequeños y consiste en clocar un electrodo en el entro del tórax,en la parte delantera, y otro en la espalda.

Si no está disponible un sistema pediátrico, usaremos, sin dudar, uno de adultos. Puede ser necesario, debido al tamaño de los parches adhesivos, que éstos se coloquen uno en el centro del tórax y otro en la espalda (colocación anteroposterior), para evitar que estén excesivamente juntos. Usar la colocación habitual si los parches mantienen distancia suficiente entre ellos.

Leer también:  ¿Cómo se debe utilizar un desfibrilador en la piscina?

Actuaciones adicionales

Algunas situaciones en el uso del desfibrilador pueden necesitar actuaciones adicionales:

  • En caso de vello abundante: rasurar la zona
  • Pecho mojado o sudado: secarlo antes de adherir los electrodos.
  • Retirar joyas, piercings, collares y otras joyas metálicas que puedan entrar en contacto con los electrodos.
  • Si el paciente tiene un parche adhesivo de medicación en la zona donde debemos colocar los electrodos, debe retirarse.
  • Si el paciente tiene implantado un dispositivo en la zona donde debemos colocar el electrodo superior, debe separarse éste 8 cm, modificando, si es necesario la colocación a la espalda.

Conclusión

Si alguna vez has tenido que usar un DEA, entonces sabes lo importante que es poder encontrar el lugar correcto en el cuerpo para aplicar las almohadillas de desfibrilación. Con tanto en juego durante un paro cardíaco, es crucial que las personas sepan cómo usar estos dispositivos que salvan vidas.

Colocar correctamente las almohadillas significa poder brindar el mejor tratamiento posible al paciente que sufre un paro cardíaco repentino y evitar quemaduras u otras lesiones estándar que a menudo se asocian con el uso de un DEA. La próxima vez que alguien te diga que tiene un DEA, pregúntale si alguna vez ha usado uno y, de ser así, qué pasos siguió durante el proceso.

Carrito de compra
Ir arriba