¿Cuáles son las diferencias entre desfibrilador DEA y DESA?

  1. Inicio
  2. Desfibriladores
  3. ¿Cuáles son las diferencias entre desfibrilador DEA y DESA?
desfibrilador dea

DEA y DESA son las iniciales de Desfibrilador Externo Automático y Desfibrilador Externo Semiautomático. En ambos casos, se trata de dispositivos médicos especiales que contribuyan a normalizar el ritmo cardíaco de un paciente que ha sufrido un paro cardíaco, mientras llega la ayuda médica para hacer las evaluaciones pertinentes pero, ¿sabes cuáles son sus diferencias?

El desfibrilador es el elemento principal que debe incluir un espacio cardioprotegido usualmente, un lugar donde transita un número elevado de personas. Gran parte de la población mundial está sufriendo de ataques al corazón y los desfibriladores externos portátiles en ámbitos no hospitalarios son una solución práctica e inmediata capaz de revertir esta situación y salvar vidas. 

Además, indispensable para reducir el número de muertes a causa de los paros es la concienciación. Implementar campañas en todos los países que guíen a los ciudadanos sobre cómo desarrollar un estilo de vida sano. Así podremos salvar más vidas en cuestión de segundos. A continuación os mostraremos las diferencias entre desfibriladores DEA y DESA.

Diferencias entre desfibriladores DEA y DESA

desfibrilador-zollaedplus

Durante un ataque lo primordial es evaluar el estado del ritmo cardíaco del paciente y estabilizarlo. O recuperar los latidos del corazón en caso de que se hayan detenido. Esta importante tarea es desarrollada por un mismo equipo electrónico denominado desfibrilador.

Existen varios tipos de desfibriladores con sus diferencias. ¿Cómo saber cuál es el adecuado para la empresa, transporte público o área común a la que perteneces?

A continuación, te vamos a presentar las principales características de los desfibriladores externos automáticos (DEA) y los externos semiautomáticos (DESA). , los tipos más usados, para que puedas evaluar el que mejor se adapta a ti. Adicionalmente, existe un tercer modelo que es el manual. No obstante, no es tan popular porque puede ser usado únicamente por expertos.

1. Desfibriladores automáticos (DEA)

Son equipos inteligentes dado que poseen una tecnología avanzada. Capaces de actuar prácticamente solos, sin la intervención del ser humano. Al colocar los electrodos en el paciente, inmediatamente diagnostica su estado y en casos críticos realiza las descargas eléctricas necesarias sin requerir la autorización por parte del sujeto auxiliador.

Su uso es ideal cuando el paciente afectado es víctima de una fibrilación ventricular o una taquicardia ventricular sin pulso.

Adicionalmente, cuentan con una voz pregrabada que va explicando el proceso al que está siendo sometido el afectado. Para usarlo solo debes encenderlo y conectado. Por ello, es tan común en los espacios cardioprotegidos creados en zonas públicas donde cualquiera puede usarlo sin una mínima preparación previa.

Recordemos que en momentos de emergencia lo importante es actuar rápidamente para tener mayores posibilidades de salvar la vida del paciente.

Cómo se debe usar el DEA

Primero que nada, es importante atender a la persona afectada inmediatamente, aplicando un soporte vital básico (SVB).  Para ello asegúrate de que se encuentre en una zona plana. Luego verifica si está consciente o inconsciente. Dale respiración boca a boca y realiza pulsaciones sobre su pecho.

Mientras tanto, pide el DEA. Una vez que tengas el aparato contigo, desnuda el pecho de la persona que ha sufrido el ataque y coloca los parches que le darán la descarga eléctrica. Enciende el equipo y deja que haga su pronóstico.

Desfibrilador Philips Hearth-Starshs1

Si al final del proceso indica una descarga, cerciórate de que la víctima no se encuentre en un lugar cercano al agua. O que otra persona lo esté tocando. Las descargas se harán solas, se reactivarán pasados los 30 segundos hasta que el pulso se normalice.

En caso de que la descarga no esté indicada, continúa con el proceso de reanimación cardiopulmonar (RCP).

espacio cardioprotegido

2. Desfibrilador semiautomático (DESA)

Los desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) son equipos sencillos que facilitan el proceso de reanimación o estabilización del ritmo cardíaco en momentos de emergencia. Sobre todo, cuando la víctima sufre de un ataque al corazón en zonas lejanas a los centros médicos.

Dichos aparatos cuentan con una voz que indica al sujeto los pasos para hacer la reanimación. Después de realizar la evaluación pertinente, proceden a la descarga eléctrica que se debe aplicar. Pero, a diferencia de los anteriores, no se activa hasta que un individuo presione descargar.

No requieren de una gran preparación previa para su uso, dado que son fáciles de manejar. Una de las diferencias más destacables, es que ya este instrumento no está reservado para centros médicos. Es por ello que son ideales para cualquier espacio cardioprotegido. Teniendo en cuenta que un paro cardíaco puede ocurrir en el lugar menos pensado.

Elementos que conforman al DESA

Este práctico artefacto sirve para salvar la vida de los ciudadanos que han sufrido el peligro de un paro, está compuesto por tecnología avanzada. En la cual se incluye un sistema de computación que sirve para analizar el ritmo con el que bombea el corazón.

Una vez identificado el problema, este mismo sistema arroja la posible solución, de acuerdo a los patrones del paciente. También cuenta con electrodos o parches que se le colocan al sujeto. El desfibrilador DESA tiene un par para adultos y niños.

Esto teniendo en cuenta que el corazón de un infante suele ser más frágil que el de una persona de edad avanzada. Incluye a su vez una batería con la potencia necesaria para hacer descargas eléctricas elevadas. Y un sistema de luces que indica cuando algo no está funcionando de forma correcta.

Importancia de un espacio cardioprotegido

DESA y DEA diferencias

Crear espacios cardioprotegidos es una forma de cuidar la salud de los ciudadanos de una misma región. Contar con los equipos necesarios para atender un ataque del corazón en zonas públicas puede significar la diferencia entre la vida o muerte de alguien.

Además, fomenta la solidaridad entre los individuos. Con el uso de desfibriladores automáticos o semiautomáticos cualquier persona puede salvarle la vida al otro. No obstante, esta última afirmación va a depender explícitamente de la ley que rija el estado o comunidad a la que pertenece el espacio cardioprotegido.

Desalife, líder en cardioprotección de espacios

Aunque existan diferencias entre desfibriladores, nos dedicamos a instalar desfibriladores DEA y DESA en tu empresa o institución. Tan solo debes contactarnos para adquirir toda la información relacionada sobre estos equipos que salvan miles de vida cada año en España. Te informaremos sobre los procedimientos necesarios para que crees un espacio cardioprotegido.

Amplía tus conocimientos sobre las paradas cardíacas y crea un espacio cardioprotegido con nuestra ayuda. Disponemos de profesionales expertos en el área, además de los desfibriladores más recomendados a fin de brindar la cardioprotección ideal.

CONTACTA CON NOSOTROS

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú